Teléfonocómo llegar
blog

El uso del cobre como plaguicida

El uso del cobre como plaguicida

Las empresas de productos fitosanitarios destacan la utilidad del fungicida de cobre en Granada, para impedir el crecimiento de hongos y mohos perjudiciales para las plantas. Los fungicidas de uso agrícola se fumigan o espolvorean sobre las semillas, hojas o frutas, para que no se propaguen las enfermedades de las plantas.

Gracias al empleo de productos fitosanitarios o plaguicidas en el sector agrícola, se ha aumentado de forma extraordinaria el rendimiento de la tierra y la consiguiente producción alimentaria, pero son productos químicos que hay que aplicar con precaución, para no dañar la salud humana ni el medio ambiente.

El cobre es un fitosanitario clásico en agricultura y fue el primer plaguicida eficaz. Protege a los cultivos de ciertos hongos, y es uno de los pocos productos (junto con el azufre) de origen mineral autorizado en agricultura ecológica. También es un nutriente necesario para el desarrollo de los cultivos. Cabe destacar que es el único bactericida autorizado en la Unión Europea.

El fungicida de cobre en Granada se aplica en diversos cultivos hortícolas, cítricos, frutales, de vid y olivo, para controlar enfermedades causadas por hongos como mildiu, septoria, alternaria, royas, antracnosis, chancros, septorias o repilo.

Su aplicación forma una lámina superficial protectora que evita que las esporas de los hongos y las bacterias se establezcan y se desarrollen. Su efecto es de carácter preventivo, ya que no penetra en la planta.

En la empresa Fitodel, S.L. damos servicio a todos los agricultores. Les ofrecemos soluciones para mejorar el rendimiento de las explotaciones agrícolas y para prevenir enfermedades y plagas.

haz clic para copiar mailmail copiado